El desmentido de renuncia del canciller Miguel Vargas y la intriga tras la afirmación

0
57

Tras los telones de la política no se sabe el verdadero objetivo de la afirmación de un supuesta renuncia del canciller Miguel Vargas Maldonado, tendremos que esperar que el tiempo hable por si solo

Por Carlos Tavarez

El pasado viernes el comunicador Julio Martínez Pozo, durante su participación en el programa El Sol de la Mañana, anunció como una primicia que el canciller de la República, Miguel Vargas Maldonado, renunciaría a su posición como ministro de Relaciones Exteriores, para dedicarse a trabajar en su campaña política como candidato presidencial en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), con miras a las elecciones del 2020.

Llamó mucho la atención el supuesto de renuncia del canciller en un momento en el que inicia la cosecha de los frutos de dos grandes decisiones, con las cuales representó al país, logrando el apoyo de una gran parte de los sectores políticos y económicos del país, como son las relaciones bilaterales con la República Popular China y el voto con el que República Dominicana apoyó la inminente salida de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA), debido a las actuaciones antidemocráticas del reelegido presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Según Julio Martínez Pozo, Miguel Vargas Maldonado le comunicó al presidente Danilo Medina su decisión de renunciar de la Cancillería, desde iniciado el mes de agosto, para dedicarse en lleno a la política.

Inmediatamente el ministro de Relaciones Exteriores salió al frente, y negó el mismo día la supuesta intención de renuncia.

¿Qué será lo que se mueve tras esta afirmación desmentida? Y es que tras los telones de la política no se sabe el verdadero objetivo de la afirmación de un supuesta renuncia del canciller Miguel Vargas Maldonado, tendremos que esperar que el tiempo hable por si solo

Se sabe que Miguel Vargas Maldonado es hoy canciller, como resultado de la alianza que como presidente y candidato presidencial por el PRD, logró con el PLD durante las elecciones del 2016. Ahora bien, cabe preguntarse sobre las debilidades internas que afectan al PRD y el supuesto de que ese partido no llegue a representar un bien de negociación importante para el PLD.

También, la afirmación podría ser la tentativa para medir el posicionamiento del dirigente perredeísta, en un PRD cada vez más en decadencia y desacreditado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here